LAS COLUMNAS DEL BIENESTAR

Columnas del bienestar 01.jpg
2022 Logo SportComm Health V1.jpg

Sinopsis

La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades según la Organización Mundial de la Salud.

Podemos decir que es un estado de bienestar o de equilibrio subjetivo, el ser humano se siente sano con un aceptable estado general sin afecciones agudas o de un equilibrio objetivo, valorando los diferentes parámetros que confirman un buen estado de salud. Por tanto, es relevante la ausencia de enfermedad o de factores perjudiciales que pudieran hacer enfermar al individuo. Así pues, el término salud se contrapone al de enfermedad, y conlleva un estudio exhaustivo por parte de la medicina y de las ciencias de la Salud.

La salud, no sólo es ausencia de enfermedad, sino que abarca diferentes ámbitos de la vida. Dependerá de los hábitos, el estilo de vida y costumbres que tenga una persona podrá manifestar una determinada patología en una de las esferas ya sea física, mental, social o espiritual.

Para mejorar el nivel de salud es interesante determinar qué variables apoyan o perjudican un buen nivel de salud. Los tóxicos como el tabaco, el alcohol, las drogas inciden de manera clara en un deterioro de la salud, convirtiéndola en frágil y acortada en el tiempo.

La alimentación es primordial en el desarrollo de la salud a lo largo de toda la vida. En la infancia aportando los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo físico y mental, en la adolescencia para prevenir la obesidad y lograr los mejores hábitos dietéticos en la vida y en la etapa adulta para mantener el mejor estado durante el máximo tiempo posible. El reparto de nutrientes a lo largo del día se hará acorde la actividad física desarrollada. Una ingesta equilibrada librará al organismo de patologías metabólicas como resistencia a la insulina, hipercolesterolemia, hipertensión, obesidad e incluso enfermedades tumorales. Los buenos hábitos nutricionales son básicos para tener una buena salud. Así pues, es importante conocer las necesidades del cuerpo humano y específicamente de cada persona, ya que cada cual hace una vida diferente y presenta unas necesidades que deben ser adaptadas.

El ejercicio físico se ha incorporado a la vida como un elemento de fortaleza y vigor. Realizar una actividad física vigorosa 3 veces por semana o caminar o trotar casi a diario denota un buen estado de salud. Decidir entrenar o reservar tiempo para el ejercicio produce innumerables beneficios, a nivel mental disminuye el estrés y la ansiedad, a nivel metabólico controla todos los parámetros de salud como la presión arterial, el colesterol, la glucemia, el peso… y además mejora la calidad del sueño. La acción preventiva de enfermedad se suma a la acción terapéutica en determinados casos de enfermedad establecida, si bien, el ejercicio debe ser adaptado a la patología por un médico deportivo. Por otro lado, conocemos cómo el exceso de ejercicio puede limitar la salud, ya sea por lesiones o por sobrecargas musculares y articulares.

El descanso y el sueño contribuyen a la salud de manera notable ya que supone el momento de recuperación de todas las funciones fisiológicas del organismo. Un buen descanso está ligado a un buen estado de salud. Si la recuperación nocturna es escasa o de mala calidad, tanto el cuerpo como la mente se enfrentan a nuevas tareas con un bagaje extra y las posibilidades de presentar una patología es mayor.

Entre los muchos aspectos que determinan un buen estado de salud podemos remarcar la alimentación, el ejercicio, la ausencia de tóxicos y el descanso. Es importante valorar periódicamente el estado de salud mediante análisis sanguíneos, test específicos metabólicos, exploraciones cardiológicas, gastro intestinales, pulmonares, inmunitarias y de aparato locomotor.

La suplementación en nuestro tiempo se impone dado el estilo de vida que el ser humano lleva, especialmente en el primer mundo, con estrés, horarios de comidas cambiantes, comidas rápidas, grandes exigencias físicas y mentales y falta de descanso. Establecer qué tipo de suplemento es el idóneo para cada persona exige un conocimiento integral del individuo y su estilo de vida.

En conclusión, la salud es mucho más que no presentar enfermedad, es decidir contribuir cada día a mejorar el nivel de salud y ello pasa por mejorar los diferentes aspectos de nuestra vida.

 

Estas son las bases sobre las que se asientan nuestras columnas del bienestar.