LAS COLUMNAS DEL BIENESTAR

MJ Núñez 01.jpg

Relacionamos algunos aspectos que pueden ayudarnos a conseguir o mantener una buena salud y el mayor estado posible de bienestar.

  • Evidentemente empezamos por el tabaco. Las consecuencias del tabaquismo son funestas en diferentes ámbitos para nuestra salud.

  • La comida rápida o comida basura es responsable de muchos problemas de salud: obesidad, colesterol, hipertensión… Además, este tipo de alimentación también puede tener repercusión en la salud mental…

  • En base a lo expuesto anteriormente, si podemos alimentarnos con comida casera además de ser más saludable nos permite controlar mejor los ingredientes,

OBJETIVOS

                                                                                                      podemos  seleccionar  los que más nos apetece y,  por supuesto,  es más         económica.

  • Una de las bases de una alimentación saludable es incluir una cantidad suficiente de vegetales frescos y frutas en nuestra dieta diaria. En este sentido se recomienda ingerir al menos 5 raciones diarias de estos alimentos.

  • Un porcentaje importante de personas no beben suficiente cantidad de agua, a pesar de que la hidratación es fundamental para mantener un buen rendimiento físico y mental. Hemos de acostúmbranos a beber, aunque no tengamos sensación de sed.

  • Los suplementos alimenticios aportan diferentes beneficios, uno de los más importantes, brindarle a nuestro cuerpo los elementos nutricionales que le faltan, ya sean vitaminas, minerales, proteínas, ácidos grasos o antioxidantes, pues su deficiencia puede asociarse con diferentes condiciones de salud.

  • El alcohol es una costumbre implementada socialmente pero no existe ninguna razón válida para aconsejar el consumo de bebidas alcohólicas. Es conocido que el consumo de alcohol está relacionado con diversos problemas de salud como úlceras de estómago, problemas hepáticos e, incluso, cáncer.

  • La actividad física y el deporte es una de las mejores decisiones que podemos tomar para mejorar nuestra salud. Está demostrado que aporta bienestar, ayuda a controlar el peso, mejora la salud cardiovascular y retrasa la aparición de múltiples enfermedades relacionadas con la edad. Las autoridades sanitarias recomiendan que las personas adultas dediquen como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o bien una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.

  • En caso de no ser un amante del deporte o porque alguna circunstancia personal nos lo impida la alternativa válida consiste en caminar a buen ritmo durante al menos 30 minutos cada día. Con esta acción obtendremos la mayor parte de los beneficios del ejercicio físico.

  • El descanso es fundamental. Dormir las horas suficientes no solo ayuda a estar más despierto y ágil. También nos permite obtener beneficios para todo nuestro organismo incluyendo el corazón, cerebro y nuestro sistema inmunológico.

  • Controlar el IMC, Índice de masa corporal para evitar que se situé por encima de 25. Ya que si se supera ese nivel es evidente que tenemos un problema más allá de una simple cuestión estética. Hemos de tener presente que el sobrepeso y la obesidad aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares, entre otras.

  • Mantener nuestra masa muscular de forma adecuada a nuestra estructura física es más que una cuestión que va más allá de la estética y la fuerza. Sin duda es un factor clave para nuestra salud y se asocia con una mayor probabilidad para obtener buenos resultados durante un tratamiento médico.

  • En caso de estar siguiendo un tratamiento médico es fundamental cumplir adecuadamente con el tratamiento prescrito. No respetar la pauta indicada por el médico es una de las principales causas de hospitalización y de falta de control de enfermedades como la diabetes o la EPOC.

  • Los altos niveles de estrés están relacionados con las enfermedades cardiovasculares y también con trastornos y enfermedades mentales, como la ansiedad y la depresión. El estrés es uno de los grandes enemigos de nuestra salud.

  • Otro aspecto básico es el contacto con la naturaleza. Un sencillo paseo por el campo o unos días de relax en la montaña es una excelente decisión para conseguir un excelente nivel de descanso que nos permita alejar el estrés y recuperar las buena forma física y mental y, evidentemente, respirar aire puro y tomar el Sol nos reportará grandes beneficios.

  • Evitar la soledad en la medida de lo posible. El aislamiento se relaciona con un peor estado de salud. Si mantenemos una vida social activa y alternamos con nuestras amistades, además de pasar más tiempo con la familia nos a proporcionar importantes beneficios a nivel emocional.

  •  No permanecer demasiado tiempo conectado a las pantallas ya que puede afectar a la calidad del sueño y supone un mayor nivel de estrés además de favorecer el sedentarismo y malas posturas que pueden tener un impacto en nuestra calidad de vida.

  • El Sol es importante en nuestra vida. Es fundamental para que nuestra piel sea capaz de producir vitamina D, esencial para la salud de los huesos y del sistema inmunitario. Si lo tenemos en cuenta evitaremos sufrir un déficit de esta vitamina con los beneficios que supone para nuestra salud.

  • Las enfermedades bucodentales pueden agravar algunas enfermedades crónicas, como las cardiovasculares, las respiratorias o la diabetes. Por ello es importante manteniendo una correcta higiene dental y someterse a revisiones periódicas en el odontólogo.

  • La vista periódica al médico y, si además somos deportistas, la correspondiente prueba de esfuerzo, nos permitirá con una exploración, algunas preguntas y una simple analítica conocer nuestro estado de salud actual y prevenir posibles patologías.

Objetivos 02 - Ok.jpg